WWW.DISSERS.RU

БЕСПЛАТНАЯ ЭЛЕКТРОННАЯ БИБЛИОТЕКА

   Добро пожаловать!


Pages:     | 1 | 2 || 4 |

Para acercarnos a ellas tenemos que tener en cuenta que fueron pintadas por un anciano que haba salido de una grave enfermedad, cuya soledad era cada vez ms patente con muchos de sus parientes y amigos muertos o exiliados, que haba pasado por momentos muy dolorosos y que lo nico que le quedaba era la pintura, y ella se volvi con fuerza y apasionamiento para manifestar su decepcin por los hombres y su amargura, no exenta de irona, por el mundo que le rodeaba.

A las pinturas de este gnero pertenecen "Asmodeo", "Las Parcas o Atropos", "Dos frailes o dos viejos", "Saturno devorando a un hijo", "Judith y Holofernes", "Perro semihundido", "Duelo a garrotazos", "Aquelarre".

"Las Parcas o Atropos" "Las Parcas" parecen representadas sobre todo por la que provista de unas tijeras, es la encargada de cortar el hilo de la vida a los humanos.

Esta pintura perteneca al primer piso de la casa.

"Saturno devorando a un hijo" El tema de Saturno juega un papel preponderante en el conjunto de las pinturas negras, smbolo de melancola y destruccin. Es la soledad y la protesta del propio Goya lo que expresa esta tremenda figura; una confesin exasperada, un grito ante la propia decrepitud y soledad, salido de las profundas honduras del alma humana, que es, como dice Unamuno, "enemiga del tiempo y ansiosa de inmortalidad".

Pictricamente el lienzo recuerda en su empleo de la gama grisocre-negro y rojo a fragmentos de "El 2 de mayo" y "Los fusilamientos".

Bodegones No hubo ningn gnero de la pintura que Goya no tratase, y por eso tambin realiz unos cuantos bodegones. Su estilo es el propio del Goya maduro pero lo ms destacable es la atmsfera de romanticismo que parece rodearles. El tema del animal muerto pronto a ser cocinado es uno de los preferidos en todas las pocas del bodegn. En el cuadro Aves muertas llama la atencin la rigidez cadavrica de los pollos, no faltando quien los haya comparado, por la similitud del amontonamiento, con los apilamientos de cadveres en algunos de los grabados de la serie de los Desastres de la Guerra.

XIV. Lea Ud. el estudio de Raul Vorres sobre Goya y fjese en la nueva informacin sobre la vida y la creacin artstica del genial aragons.

Raul Vorres "GOYA" Durante esos das en que Francisco de Goya Lucientes naca en un pequeo pueblecito aragons, Fuendetodos, haba paces y victorias por la Europa siempre agitada.

Es posible tambin que, adems, el ascendiente de su padre, siempre al lado del arte, como maestro dorador (de cuadros y esculturas de madera), le afinara su espritu en medio de la atmsfera que se respiraba entonces, la Idea de una nueva historia general de la Amrica septentrional, la iniciacin de las excavaciones de las ruinas de Pompeya.

Toda Europa era o guerra o amor a la belleza. Comenzaba ya la Edad Moderna.

Goya tena a su alrededor todos los elementos con los que un pintor puede contar para su formacin: la sensibilidad de su padre como artista-dorador y el amor de su madre, quien siempre le apoy.

Fue Jos Luzn, otro zaragozano emigrado y educado en Npoles (Npoles entonces era Espaa, pero con alma distinta), quien inculc en el joven mao el instinto por los colores y las figuras. Apenas con veinte aos, Goya cogi los brtulos y escap a la Villa y Corte, a Madrid, patria ya de todos los genios espaoles. Otro paisano suyo, Francisco Bayeu, discpulo de Mengs, le dio cobijo en su taller. Pero Goya se fue a Italia con lo puesto, ya que los bigrafos aseguran que tuvo que vestirse de torero para pagarse el viaje. Seguro que lo hara como nadie, porque demostr que entenda de toros como de tantas otras cosas.

Tore en Roma Eso nunca se ha sabido. S gan un premio de pintura organizado por la Academia de Parma, un segundo galardn que, a su edad y en aquellos tiempos, no estaba nada mal. Volvi a Zaragoza, quiz un poco decepcionado, porque haba pedido una beca de estudios en la Real Academia de San Fernando y no se la dieron. Se estableci por su cuenta en tierras aragonesas: le encargaron decorar la bveda del coro de la Baslica del Pilar. En 1773 Goya se cas con Josefa Bayeu; con ella tuvo siete hijos, de los que slo sobrevivi uno, Francisco Javier.

A los 27 as, el genio argons realiz su autorretrato, que le ha dado fama en extremo. Con gran maesta reflej la fuerza de su rostro, quiz tambin la intensa vibracin de su alma, que evidenciaba su genialidad.

Entre abril y noviembre realiza las pinturas de Aula Dei, cuyos leos, en opinin de Jos Gudiol, "patentizan la eficacia de su sentido del espacio, y su arte de sugerir efectos con la mayor economa de elementos. Lo que logr sin insistencias de pinceladas slo es posible en un intuitivo de su talla. Estos extraordinarios murales, una de las obras maestras de la pintura espaola, cierran el primer ciclo de la vida de Goya".

Goya y Josefa Bayeu se trasladaron definitivamente a Madrid. All empez a realizar los cartones de la serie de tapices que serviran para decorar el comedor del Prncipe de Asturias.

Acaso esto marque el futuro, los acontecimientos y asechanzas que descifraron cien aos, y mucho tiempo despus, sus bigrafos de todo el mundo. Los franceses se interesaron pronto por l; Tefilo Guatier y Charles Baudelaire mostraron debilidad por su obra. Este ltimo dej escrito: "El gran mrito de Goya consiste en crear monstruos verosmiles.

Sus monstruos nacen viables, armnicos. Nadie se ha adentrado ms que Goya en el sentimiento de lo absurdo. Todas esas contorsiones, esos rostros bestiales, esas muecas diablicas, estn penetradas de humanidad... El pintor de unin entre lo real y lo fantstico es imposible de aprehender; en una frontera que el analista ms sutil no sabra trazar;



de tal forma es el arte trascendente y natural al mismo tiempo." No parece sino que este texto estuviera escrito en la dcada que acaba de principiar y si Baudelaire hubiera conocido la pintura abstracta de hoy, habra escrito que Goya era el precursor. No hay ms que contemplar algunos de sus lienzos, de cualquiera de sus pocas, por supuesto. Los dos, Guatier y Baudelaire, fueron dos entusiastas que elevaron al genio de Aragn a la categora de hroe en plena poca romntica.

El Goya de la luz. A los 35 aos, en 1781 (cuando Pestalozzi acababa de publicar su Leonardo y Gertrudis; Kant, La crtica de la razn pura; y Schiller, Los bandidos) emergiendo siempre de las borrascas polticas, Goya es ya un hombre, un pintor genial. Estaba asentado en la Corte, quiz intua ya los primeros escarceos de la Guerra de la Independencia.

Viva plenamente los caprichos de Godoy, todas las asechanzas de esos momentos tan importantes para el reino y para los sbditos del rey, que culminaron, de una forma pictrica, en Los fusilamientos del 3 de mayo, hecho ocurrido en 1808. Esta obra y el Guernica de Picasso han llevado, en consideracin de los estudiosos de la Historia de Espaa, a exclamar que ambas "han colocado al arte espaol en la cspide de la tragedia universal".

En 1787, Goya pint siete telas para decorar un saln del pequeo palacio en la Alameda de Osuna. Entre rococs y contemporneos, pinta La cucaa, La procesin de la aldea, Ataque a la diligencia, La cada y El apartado de toros, todos ellos resultado directo de sus dotes de observacin entre el pueblo; estn realizados con un colorido de cuento de hadas. Ms populares an eran los encargos que realiza por orden de palacio, La pradera de San Isidro, La condesa de Altamira (cuada de la duquesa de Alba), los azules y rosas maravillosos que contrastraran con otras pinturas del futuro.

Realiz, ms tarde, el retrato de La familia del duque de Osuna, con sus hijos. Los nios son su pasin y ese sentimiento lo ha dejado recogido en multitud de lienzos, hermosos colores, hermosas figuras.

Corra el ao 1793, Goya escribe que est enfermo. Sebastin Martnez, el rico comerciante y gran coleccionista, dice que el pintor ha venido de Sevilla y que se encuentra grave. Los amigos explican a Zapater que el pintor tiene parlisis. Qu haca Goya en Cadiz Nada hay claro. Parece que los Borbones de Espaa "remueven todo para impedir la condena a muerte de su primo". Goya, que est en buenas manos, se va recuperando, la cabeza parece que va a estrallarle; el resultado de todo ello, "una especie de meningitis", hace que se quede totalmente sordo. Y sigue pintando todos los encargos que le hacen, El general Ricardos, el del coronel Flix Coln de Larreategui, el de Ramn Posado y Soto y el de actriz La tirana, una de las mujeres ms bellas de la poca. El retrato lo hizo Goya cuando la actriz se retiraba de los escenarios.

Ya sordo, Goya encontr a la modelo que mejor conoca su gran pblico, la duquesa de Alba. Se haba firmado la paz de Basilea con Francia y a Godoy se le haba dado el ttulo de prncipe de la paz. El pintor realizaba su trabajo como nunca; pareca que la sordera lo haba aislado del mundo y lograba algo extraordinario. Acaso se hubiera enamorado de su modelo En una carta a su amigo ntimo Zapater, escriba: "Mas te vala venirme a ayudar a pintar la de Alba, que ayer se me meti en el estudio a que le pintase la cara, y se sali con ello; por cierto que me gusta ms que pintar el lienzo, que tambin la he de retratar de cuerpo entero y vendr apenas acabe yo un borrn que estoy haciendo del duque de Alcudia a caballo." Goya acuda a Sevilla, a Sanlcar de Barrameda; no se sabe si siguiendo a la duquesa de Alba o a la Corte, pero sus dibujos para los lbumes de Sanlcar constituyen sus primeros verdaderos estudios tomados de la vida. Es su mundo, su manera de ver las cosas, a los seres, desde la profundidad y aislamiento que le da su sordera. En los dibujos, la duquesa surga dos o tres veces, y en el otro retrato que le pint, en el cual se puede ver una inscripcin en la arena que dice Slo Goya, la de Alba est tocada con mantilla y faldas negras.

El pintor, elegido director de la Academia de San Fernando en 1795, renuncia a este cargo por motivos de salud en la primavera de 1797.

Los caprichos es la obra ms real e irreal al mismo tiempo que ha producido el genio de la luz y las tinieblas. Si se la hubiera pintado en estos momentos, los psicoanalistas hubieran hablado del producto de una droga, aunque, a veces, la imaginacin vaya mucho ms lejos que los efectos de la droga. A buen seguro que Goya y Lucientes se sinti lleno de esa felicidad, producto de la feroz sordera. El sueo de la razn produce monstruos hace feliz a cualquier nio de hoy (devorar de comics), que puede, sin duda, llegar a la profundidad de la pintura empezando por ah. Ese aguafuerte con ttulo de Volaverunt dice de Goya lo que era, un adelantado o un visionario del futuro, un Julio Verne de la pintura que inventa incluso el ala delta (las brujas transportan a la duquesa de Alba - inspiracin mxima siempre del pintor - con los brazos abiertos como si fuera un aparato volador de los que ahora se ven por las playas de moda). Goya se encontr tan feliz haciendo grabados que repiti:Los desastres de la guerra y Los toros de Burdeos son claros ejemplos. A la vista de ellos, el gran Malraux escriba: "Describe su genialidad el da en que se atreve a dejar de complacer." El Goya de la vida y de la muerte. Quiz la guerra con Francia, la invasin, todos los desafueros cometidos por los franceses a los que contestaban los espaoles, hace que Vctor Hugo cuente algo as:





"Cuando un francs caa en manos de una de estas bandas, le cortaban en dos o bien lo asaban vivo. Los franceses, por su parte, no eran menos feroces." Toda esa revolucin humana de un tiempo asaeteado por distintas motivaciones sin duda influy en el espritu ilustrado de Goya, en su sensibilidad. Su concepto pictrico se iba transformando, estaban muy lejos de aquellos tonos rosas y azules, aquellas puras transparencias que parecan inspiradas en los cuentos para nios, en el pas de nunca jams.

Toda Espaa estaba inmersa en las asechanzas polticas; casi todo el pueblo estaba contra el francs y demostraba su posicin en guerrillas continuadas, los polticos: unos contra el rey Jos, los nacionalistas, y otros a su favor.

Goya, el genio trabajador pintaba a impulsos y hace La mujer en el balcn, Las viejas, La forja, El lazarillo de Tormes, Las jvenes a la carta; acaso un revulsivo contra todo lo que estaba ocurriendo. No en balde, pocos aos atrs se haban producido los fusilamientos, algo que hizo explotar su corazn. Nunca se sabe cmo va a reaccionar un pintor.

Pero si tuviramos una secuencia continuada, con todo lo que fue la pintura del maestro aragons ao tras ao, se podra observar cmo, adems de un pintor genial, fue un notario de colores, un periodista adelantado que dio fe a travs de su obra, da a da y hora a hora.

Ultimos das en Francia. Nunca ha estado claro si Goya se enfrances, si se desesper porque la revolucin europea atac su sensibilidad. Un artista como l pensaba cada ao de forma distinta. De cualquier manera, en mayo de 1824, ante la incertidumbre de que lo arresten, pide permiso para tomar las aguas en Plombieres, pero se va a Burdeos, donde hay amigos afrancesados.

Moratn, su incondicional, lo describe en ese momento como "sordo, viejo, dbil, impotente, sin saber una palabra de francs, pero tan contento y deseoso de ver el mundo". Es entonces cuando realiza, en la tcnica litogrfica, las planchas Toros de Burdeos.

Un ao despus (mayo de 1825), los mdicos constatan la parlisis de la vejiga y el tumor en el perineo. Se recupera y crea cuarenta miniaturas en marfil. Vuelve a Madrid, pero obtiene la jubilacin con 50.000 reales y el permiso de regresar a Francia. En Burdeos, en realiza sus ltimas obras; el retrato del alcalde de Madrid, Po de Molina, y La lechera de Burdeos.

El 28 de marzo de 1828, con la primavera de Burdeos, van a verlo su nuera y su nieto. "Ya no tengo vista, ni fuerza, ni pluma, ni tintero, slo me queda la voluntad". Fallece con las aguas de abril, el da 16, en la casa de los Fosss. Muere como naci, bajo el signo de Aries, a los aos. Su cuerpo fue enterrado en Burdeos y en 1900 sus restos mortales fueron trasladados al panten de Madrid.

XV. Hable Ud. sobre:

- el ambiente histrico cuando nace Goya;

- la estancia de Goya en Italia;

- el Goya de la luz;

- el Goya de la vida;

- el Goya de la muerte;

- los ltimos das de Goya en Francia.

XVI. Vea Ud. el video "Las Colecciones del Prado. Goya" y hable sobre los temas siguientes:

1. La nica pretensin que tiene el joven Goya al llegar a Madrid.

2. Las escuelas pictricas que disputan la hegemona en Madrid.

3. Francisco Bayeu en la vida de Goya.

4. El mayor entretenimiento de Goya cuando nace su primognito.

5. Velzquz en la vida artstica de Goya.

6. El deseo de Goya de ser acadmico.

7. El duque de Floridablanca y Goya.

8. Goya, pintor de la grandeza de Espaa.

9. La duquesa de Alba en la vida y obra de Goya.

10. El estudio de Goya.

11. La descripcin de horror y de interior de las tinieblas.

12. El retrato de la Reina Mara Luisa.

XVII. Lea Ud. el texto sobre Goya y exponga su opinin en cuanto a la valoracin de Goya pintor.

GOYA Francisco de Goya y Lucientes es una de las figuras ms relevantes de la pintura universal de todos los tiempos, uno de esos personajes seeros a quienes el calificativo de genio no les resulta amplio. Su personalidad humana es tan vigorosa, su capacidad creadora tan rica y jugosa y su obra tan cambiante y deslumbradora, que el nombre de Goya como pintor se resiste a todo encasillamento dentro de las coordenadas del arte. Goya, como tema, es tan sugestivo y apasionante como difcil y peligroso. Porque Goya y su arte apabullan, queman, encrespan, obsesionan, nos revuelven la sangre, nos alucionan, nos hipnotizan y suscitan en nosotros sentimientos contradictorios, ideas cambiantes. As lo supo ver y expresar Rafael Alberti en un poema memorable:

La dulzura, el estupro, la risa, la violencia, la sonrisa, la sangre, el cadalso, la feria.

Hay un diablo demente persiguiendo a cuchillo la luz y las tinieblas.

De ti me guardo un ojo en el incendio.

A ti te dentelleo la cabeza.

Te hago crujir los hmeros. Te sorbo el caracol que te hurga en una oreja.

A ti te entierro solamente en el barro de las piernas.

Una pierna.

Otra pierna.

Huir! Pero quedarse para ver para morirse sin morir...

Goya, efectivamente, seduce y emociona, impresiona, desequilibra, atrae, repele, subvierte nuestras reflexiones y nos sumerge en su ocenico magma creador. Ante un cuadro de Goya todo es posible, menos la indiferencia.

Pages:     | 1 | 2 || 4 |










© 2011 www.dissers.ru - «Бесплатная электронная библиотека»

Материалы этого сайта размещены для ознакомления, все права принадлежат их авторам.
Если Вы не согласны с тем, что Ваш материал размещён на этом сайте, пожалуйста, напишите нам, мы в течении 1-2 рабочих дней удалим его.